El Mahabharata en español. 19ª entrega.


SEAN BIENVENIDOS A MI POST!

 
N. del T.:
 
 
Este libro no existe en castellano, al menos no en su version completa, y esta es una traduccion artesanal.
El texto original, se puede leer completo aquí:


http://www.sacred-texts.com


Espero poder traducirlo en su totalidad, aunque me lleve toda la vida. Acepto sugerencias, especialmente si ven errores gramaticales, ortograficos o de traducción. Espero que me ayuden, los devotos que deseen que este maravilloso purana sea divulgado en los países hispano parlantes, y confio en que Sri Ganesha proveerá para que esta manualidad se logre sin problemas.

Otro tema: como una forma de protesta y para volver a la tradición de nuestro idioma previo al decreto realista sobre los signos de interrogación y exclamación, esta obra no posee dichos signos en la apertura de las oraciones que los pudieran llevar eventualmente.

 
 Sergio
 Gabriel Bustos
 
 Om namah Shivaya

Agni, el fuego del sacrificio. Fantasía, por Sasha-Fantom.

 
 

 
 
Adi Parva


 
 
Sección XI


 
 Sauti continuó: ?La Dundubha dijo entonces: ?Hace mucho tiempo, tenía un amigo llamado Khagama. Era de discurso impetuoso y poseía mucho poder en virtud de sus austeridades. Y un día en que se hallaba muy ocupado en un Agni-hotra, hice una víbora de juguete con unas hojas largas, y en chiste, traté de asustarlo con ella y se desmayó. Al volver en si, aquel Sadhu veraz y respetuoso de sus votos, ardiendo de furia, dijo: ?Por haber hecho una inofensiva víbora de juguete solo para asustarme, habrás de convertirte tu mismo en una inocua culebra.? ?Oh Sadhu, bien conocía yo sus poderosas penitencias, y con el corazón agitado, me dirigí a él con mis palmas unidas e inclinándome mucho: «Amigo mío, hice esto en broma, para hacerte reir. Te corresponde perdonarme y revocar tu maldición.» Y viéndome dolorosamente preocupado, el asceta se conmovió y me respondió resoplando aún duramente: «He dicho, y habrá de ser. Pero escucha lo que digo y guardalo en tu corazón. Oh tu, piadoso! Cuando Ruru, el puro hijo de Pramati aparezca, habrás de liberarte de la maldición apenas lo hayas visto.» Eres Ruru mismo, el hijo de Pramati. Apenas recupere mi forma, habré de decirte algo por tu bien.?
?Y aquel hombre ilustre, el mejor entre los Brahmanas, dejó su cuerpo de serpiente y reasumió el proprio y su brillo original. Dirigió entonces las siguientes palabras a Ruru, el de incomparable poder: ?Oh tu, el primero entre los seres creados, en verdad, la más alta virtud de una persona es permitir a los otros vivir. Por lo tanto, un Brahmana no debería, jamás, quitar la vida de ninguna criatura. Un Brahmana debe ser manso. Este es el más sagrado de los ordenamientos que indican los Vedas. Un Brahmana debería ser versado en los Vedas y los Vedangas, y debería inspirar a todas las criaturas de fe. Debería ser benevolente con todas las criaturas, veraz, debería perdonar siempre, aunque su tarea primordial sea memorizar los Vedas. Los deberes de un Kshatriya no son los tuyos; y para ser estrictos, blandir el cetro y gobernar a los demás como corresponde, son responsabilidades de un Kshatriya. Escucha, oh Ruru, la historia acerca de la destrucción de las serpientes durante el sacrificio de Janamejaya, en tiempos remotos, y la liberación de los aterrorizados reptiles por parte de aquel, el mejor entre los Dvijas, Astika, de profundos conocimientos Védicos y poderosa espiritualidad.?

Y así termina la undécima sección del Pauloma Parva, del Adi Parva.






 Continuará...



Si valorás este trabajo, por favor, no te vayas sin comentar. Muchas gracias.

Sergio




El Mahabharata en español. 19ª entrega.
0 Puntos Score: 0/10
Visitas: 430 Favoritos: 1
1 Comentarios El Mahabharata en español. 19ª entrega.
Para dejar un comentario Registrate! o.. eres ya usuario? Accede!